sábado, 20 de mayo de 2017

El muelle.



No te pediré nada que yo no pueda darte, necesito la paz de un amor sano, que colme de serenidad mi corazón. Necesito que compartas mi piel cuando sufro, y que recuerdes cuando yo auxilié tus heridas. Desterremos el miedo, las dudas, el rencor, el orgullo donde la memoria ya no puede abrir los ojos. Necesito que sólo suspiren en tu alma, los momentos felices. Nada mas importa ya, en este muelle abarrotado donde partimos en barcos diferentes, donde mi sol alumbra tu noche, y donde nace y muere al mismo tiempo el mirar atrás con los ojos llorosos en la última despedida.



domingo, 14 de mayo de 2017

Hoy no.





No, hoy no voy a llorar, ni voy a brindar, ni quiero recordar porque no puedo hacerlo sin que me duela. Solo puedo pasar un ligero pestañeo de mi memoria por encima de una caja de bombones derretidos, de un oso de peluche que me mira en silencio, sin entender nada. Y yo le devuelvo la mirada, suspiro y le digo telepáticamente que yo tampoco. Que cuando tocó, que me sostuviera a mi, me soltó de las manos. Que no queda otra, que intentar no pensar y seguir. No, no quiero llorar, aunque me ahogue a ratos y me diga que es por mi misma, pero que con el tiempo, lo entenderé. Ahora tengo que ser fuerte, volver a asumir que sólo me tengo a mi misma, y a seguir caminando.

lunes, 8 de mayo de 2017

Lunes feo



Hoy es el lunes feo.
El lunes de echar de menos.
El lunes de ducharme sola y acordarme de ti.
El dia de escuchar "sweet child of mine", y sonreir. 
El lunes de conectar el piloto automático al corazón y lloviznar a ratos. 
Como cualquier maldito lunes de primavera.







sábado, 29 de abril de 2017

Meteorito



Esta mañana en el médico, una señora que estaba a mi lado me contó que estaba muy agobiada con sus quehaceres diarios y que la tienen que operar de un tendón roto de una mano. Me dijo que quería tirarse desde el balcón. Empecé a hablar con ella, comenzó a sonreír y me confesó que llevaba un mes sin hacerlo. Se fue del consultorio llorando de la risa, y me dio las gracias incluso. Posiblemente fue mi buena acción del día, y eso que estaba esperando mi cita con el dermatólogo por una mancha sospechosa que se esta haciendo notar. Tengo la habilidad de hacer llorar de la risa, aunque yo llore por dentro. Da igual, la lluvia todo lo arrastra. Yo intento cambiar palabras, como metástasis por meteorito que me gusta mas, y me deja soñar sonriendo. Si mi tarea en este planeta es hacer que algún ser humano se sienta mejor, he cumplido.




miércoles, 26 de abril de 2017

Yo quiero.





Yo quiero ser feliz
y porque quiero, puedo
y al poder, disfruto de todo lo que me saca una sonrisa.
al disfrutar, dejo de lamentarme por lo que me falta
y asi, agradezco cada día, que sigo teniendo fuerzas para luchar.
Y lucho, porque quiero, porque puedo, porque me merezco lo mejor, y porque me amo.








miércoles, 12 de abril de 2017

Deflagración

Nunca te enamores de alguien como yo. Soy difícil y no existe antídoto. Puedo saltar feliz en la Rayuela de Cortázar y dormirme al arrullo del mar, que sumergirme en los peores infiernos de Nietzsche, gritar y llorar entre letras y sonidos en cualquier madrugada. Despertar, y adorar el canto de los pájaros, el perderme en los pasillos de las bibliotecas. Si no hay música, me apago, si no hay arte cerca, me enfermo. Esnifar olores en libros abiertos, desgranar las bases de un tema buscando los tonos del coro, los latidos del bajo, y escuchar los susurros de los que como yo, están locos en este mundo de creaciones, que es nuestro cielo tantas veces y nuestra perdición muchísimas mas. Nunca lo hagas porque mi corazón está plagado de cicatrices por soñar en exceso, amar demasiado, de pinceles en remojo, de libros reventados por la mitad y de madrugadas interminables como esta, en la que sólo necesito olvidar y ordenar las vomitadas mariposas invisibles. Amo con pasión, beso convencida y me entrego entera. Veo poesía en todas partes, hablo sola, bailo y canto sólo para mi. Nunca me ames, nadie es capaz en este mundo de cuerdos aburridos, fans de la moda, de la multitud gris. No sois capaces de cruzar la línea roja de amar con mi magnitud y con mi peligro nuclear lleno de letras. Mi deflagración no te dejará ileso si entro en tu vida. Nunca volverás a ser el mismo después y la culpa es mía, pero te avisé. Puedo ser un ángel sonriente y amoroso y una llama de fuego rebosante de azufre al mismo tiempo. Mi alma es tan imprevisible que yo misma la embargué. Si no eres capaz de amar a las estrellas fugaces como yo, observa en silencio, las veces que conseguimos brillar.

sábado, 1 de abril de 2017

Abril

Cerrando libros que están llenos de palabras, y que no dicen nada.
Como un plato de sopa de letras.
Todas humeantes y sin sentido.
Desordenadas y graciosas
solo si no las comparas con tu vida.
en las que solo si tienes suerte y un nombre corto,
puedes escribirlo sin que te falten consonantes.

Comienza un nuevo mes, y apenas puedo usar cucharas grandes.
La sopa está prohibida en mi dieta
La que me gusta se ha vuelto un amor imposible,
 llena de fideos largos infinitos que podría tejer durante horas y sentirme feliz.
Sobretodo porque cansa, y se vuelve salada
de tanto llover.
Siempre, ya nunca.